Gestión integral para la conservación de cuencas: Bonilla Hidalgo

11082020.jpeg

 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas a 11 de Agosto de 2020.- Una gestión integral para la conservación del medio ambiente y la aplicación de políticas públicas para el desarrollo sustentable,

 permitirán impulsar servicios como el derecho humano al agua en equilibrio con el ecosistema, señaló la diputada Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo presidenta de la Mesa Directiva en el Congreso del Estado durante su participación en el Foro Digital: La importancia de cuencas hidrológicas para el estado de Chiapas.

En el foro realizado por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) participaron académicos como: Rodolfo Calvo Fonseca rector de la institución educativa, Francisco Zebadúa Alva, director general del organismo de Cuenca Frontera Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua); José Alfredo García Bermúdez, director general del Instituto Estatal del Agua (INESA) Joaquín Zebadúa Alva, presidente municipal de Berriozábal, Chiapas; Fermín Reygadas Robles-Gil, director general de Cántaro Azul; Ricardo Hernández Sánchez, director del Instituto de Ciencias Biológicas de la UNICACH.

La presidenta del Congreso destacó la importancia de la participación de la juventud, en la preservación, cuidado y concientización del uso racional del agua y evitar la contaminación de los mantos acuíferos, señalando que en sus manos está la defensa del medio ambiente.

La líder parlamentaria sostuvo que desde el Congreso del Estado de Chiapas se han impulsado “mecanismos e instrumentos de asociación y coordinación que nos permitan como sociedad y gobierno, realizar una gestión integral del territorio y así ofrecer una mejor calidad de vida a nuestra gente, cumpliendo con los principios de desarrollo sustentable y la legislación vigente”.

Por ello, en días pasados –ponderó-nos sumamos a la Iniciativa impulsada por los Presidentes Municipales de La Trinitaria, Las Margaritas, La Independencia y Comitán de Domínguez; quienes presentaron la solicitud para la creación de la “Junta Intermunicipal para la Cuenca del río Grande Lagunas de Montebello” (JILAM), la cual fue aprobada y mediante Decreto número 247, publicado en el Periódico Oficial del Estado número 115 del 15 de Julio de 2020.

Con ello –dijo la presidenta de la Mesa Directiva en el Congreso del Estado- se busca revertir los actos que por décadas han imperado en la región, propiciando a primera vista la pérdida de las tonalidades de los Lagos de Montebello a través de prácticas productivas no sustentables, degradación de los suelos, deforestación, mal manejo de residuos sólidos urbanos, entre otros.

Por ello, reconoció el papel tan importante de los académicos en la materia y destacó el interés de que más proyectos como el que impulsa la Unicach se sigan realizando.

En su participación, Fermín Zebadúa Alva, alcalde de Berriozábal sostuvo que es prioritario actuar con responsabilidad para cumplir con los programas del cuidado del agua. Asimismo, José Alfredo García Bermúdez, Director General del Instituto Estatal del Agua señaló: “Debemos como actividad central, convencer a la sociedad a participar en la lucha contra la contaminación del agua. Continuar creando grupos de promotores de la cultura del agua, para enseñar a la población a hacer uso responsable del vital líquido”.

En tanto que Fermín Reigadas Robles- Gil Director General de Cántaro Azul, una de las agrupaciones que más ha impulsado el tema del cuidado ambiental, subrayó que al mejorar la calidad del agua se mejora la calidad de vida de los habitantes de las comunidades, por ello –dijo- es necesaria la participación social para combatir la contaminación de los mantos freáticos.

Francisco Zebadúa Alva director general del organismo de Cuenca Frontera Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) señaló que la dependencia a su cargo tiene como objetivos fundamentales y primordiales el garantizar el derecho humano al agua; por ello, enfatizó, al trabajar en el tema del saneamiento y vigilar el uso eficiente del agua, el organismo coadyuva en la seguridad agroalimentaria, acceso a servicios de manera ordenada, y en el bienestar directo de la ciudadanía y su participación social en la gestión del agua.